Artistas Plásticos

Posteado por Rhumbas y Canvas Todo - El - Año

Información varia sobre los artistas plásticos que plasman atmosféricas concepciones del mundo

Cine y Teatro

Posteado por Rhumbas y Canvas Todo - El - Año

Novedades y opiniones varias sobre cine, cinefilia, cinematógrafos y artes dramáticas

Exposiciones

Posteado por Rhumbas y Canvas Todo - El - Año

Las últimas exposiciones nacionales e internacionales

Gyula Kosice: las atmósferas del arte

Publicado por Rhumbas Y Canvas

El artista de origen húngaro celebró sus 85 años, cumplidos el domingo 26 de abril, con una muestra de obras recientes en la galería Zurbarán. Incansable gestor de utopías y polémicas, hace poesía con la luz, el agua, el espacio y el movimiento

Fiel a sí mismo, Gyula Kosice sigue dando motivos para prestarle atención y redobla la apuesta cumpliendo años y mostrando obra reciente en la galería Zurbarán. La ocasión amerita reseñar la dilatada trayectoria de este gestor de utopías y polémicas que, como caballero de la revista Arturo , afincó reales en la vanguardia Madí. Muchas aguas corrieron desde aquel lejano -y único- número de Arturo , editado en 1944. Los tradicionales vínculos -y dependencias- de la periferia del Cono Sur respecto de los centros europeos de irradiación artística habían colapsado durante la interminable Segunda Guerra Mundial. Los becarios o viajeros argentinos habían regresado presurosos y poco o nada se sabía de la actividad de las vanguardias europeas. Pero esta restricción informativa no fue óbice para que se generara la poderosa renovación de Madí y del grupo Arte Concreto Invención. Kosice intervino desde la obra y la teoría en esa caudalosa corriente que, con intermitencias, persiste hasta hoy.

Ir al Website de Gyula Kosice

Prioridades y protagonismos dividieron desde el inicio a los participantes de la movida. Del grupo inicial, mermado en número por el transcurso de los años, sólo Gyula Kosice mantiene encendidas las controversias de antaño. Le sirven de espolón, de acicate. Y los resultados recientes conforman el lote de obras que muestra en Zurbarán.

Madí y Arte Concreto Invención se sustentaban en utópicas intervenciones del arte en la reformulación de nuevos modelos sociales. El antecedente estuvo -mal que les pese a sus cultores- en los Art & Kraft, en las vanguardias rusas sofocadas por el realismo soviético y en la eclosión del neoplasticismo.

Pero el grupo argentino tuvo y sostiene cualidades específicas. En el caso de Kosice, estas cualidades adquieren formulaciones generadas a partir de un urbanismo espacial, y del agua como núcleo esencial y gravitatorio de su poética. Abundante en teorías, proclamas y manifiestos, en perspectiva Kosice es avatar de Julio Verne e Isaac Asimov antes que de Ray Bradbury. Él es un auténtico "acuanauta inspirado" -como alguna vez sostuvo a un ocasional visitante del taller de la calle Humauaca- en las experiencias fetales, modelo made in natura , de la Ciudad Hidroespacial.

 

Sobre esta aventura urbanística, el recordado Osiris Chiérico trazó Reportaje a una anticipación , texto imprescindible para la comprensión de la obra de Kosice. El agua, la luz, el espacio y el movimiento son los cuatro elementos de su constelación. El soporte rectangular (la veduta representativa) no contuvo sus imágenes en la bidimensión. Como sus afines de Madí y sus concomitancias, quebró el marco y, con esta ruptura, arrasó con la ilusión óptica de la perspectiva representada y del movimiento sugerido. Color y forma se fundieron en los tubos de neón, filiformes varillas incandescentes que, al titilar, generan el movimiento sin el azar eólico del móvil suspendido o del accionado mecánicamente.

De modo análogo, el juego sabio del agua digitada bajo la cáscara traslúcida del acrílico provoca el movimiento real de estas singulares clepsidras alla Kosice. El paso a la intervención en el espacio urbano fue sólo la ocasión de persuadir a los responsables del espacio público del nuevo lenguaje que puso en clave contemporánea los sosiegos a menudo anacrónicos del monumento. Hacían falta audacia y tenacidad para imponer la propuesta que dotó a Buenos Aires, La Plata y otras ciudades de la República de genuinas expresiones del aquí y ahora del arte contemporáneo concebido en la Argentina. Las intervenciones de Kosice en el medio europeo y los espaldarazos de la crítica internacional más granada operaron a su favor.

 

Poeta y periodista

Gyula abandonó con rapidez su apellido original. Tomó por suyo el de la ciudad húngara donde nació hace 85 años. A los cuatro años su familia emigró a nuestro país, que adoptó conservando el origen y tramitando su carta de ciudadano utópico. Trajinador de poemas como otros miembros de la vanguardia inicial, en simultáneo aborda aún la teoría y el periodismo polémico -¿podría ser de otra índole?- con segura repercusión local e internacional.

Sus contactos con personalidades de la talla de André Malraux, Giulio Carlo Argan, Pierre Restany y tantas otras luminarias intelectuales saturan el abultado currículum vitae de Kosice y sus performances en todas las palestras del arte contemporáneo, sitial que mantiene invicto desde la conjura de los caballeros del único número editado de la revista Arturo .

Kosice insiste en reivindicar su protagonismo casi excluyente de aquella partida. Sus temporales cofrades (Claudio Girola, Edgard Bayley, Lydi Prati, Manuel Espinosa, Rod Rothfuss y tantos más) ya no pueden alegar. Otros (Enio Iommi, Tomás Maldonado, Carmelo Arden Quin) abdican de la polémica de reivindicación ocupados, vital y felizmente, en proseguir sus derroteros creativos. Y éste es el punto de convergencia, el Aleph, de este utopista que inaugura muestra y enciende otras candelas.

Jorge Gómez es un empresario de éxito que no heredó su fortuna, sino que la hizo peso sobre peso detrás de un mostrador, primero, y luego conquistando posiciones en el mercado de materiales eléctricos gracias a buenas ideas y a la cuota de riesgo que exige apostar por lo nuevo. Es en este punto donde su relación con el arte tomó vuelo propio y alta velocidad, a partir de la compra de un vidrio de Marta Minujín en la edición de arteBA de 2007, una prueba de que la feria sigue siendo la mejor plataforma de comercialización del arte argentino contemporáneo. Al entusiasmo inicial siguió el proyecto de intervenir 14 capots del Porsche 911 GT2, su coche favorito, con la obra de artistas rioplatenses. El proyecto, coordinado y curado por Loreto Arenas, se hizo realidad en tiempo récord y fue presentado en el Alvear Palace una semana atrás, con presencia, para estar a tono, de gente del arte y de los "fierros". Los artistas participantes tuvieron como soporte el capot del diseño firmado por Ferdinand Porsche en el siglo XX. Piezas seriadas que la intervención de los artistas convierte en obras de arte, únicas e irrepetibles. El dream team de Jorge Gómez estuvo integrado por Benedit, Minujín, Polesello, Stupía, Compagnucci, Páez Vilaró, Ricardo Roux, Atchugarry, Boo, Testa, Panosetti y Triángulo Dorado (colectivo de artistas). Esta alianza inédita de arte & máquina tendrá continuidad. Jorge Gómez hará realidad su último sueño: colocar el arte argentino en la escena internacional de la alta competición. Para lograrlo tiene el sí dado de un artista argentino radicado en París, que pintará el capot del Zonda, obra de otro argentino genial radicado en Monza: Horacio pagani. Serán dos creadores, sobre cuatro ruedas.

La exposición estará hasta el 30 de Mayo en la galería Zurbarán (Cerrito 1522).

Fuente

Reacción: 

0 Response to "Gyula Kosice: las atmósferas del arte"

Publicar un comentario

"El arte no reproduce lo visible. Lo hace visible". -Paul Klee-

    Búsqueda personalizada

    E-mail:

    Posts más recientes

    Opiniones recientes

    Archivo de R&C